647 895 564 mkt@aitana.es
Seleccionar página

Cloud y Servidores

Elige la nube que más se adapte a tu negocio

Nube privada, pública o híbrida para optimizar tu infraestructura IT

Desde Aitana ofrecemos diferentes modelos de abastecimiento para albergar infraestructuras informáticas adaptándonos a diferentes contextos y exigencias tecnológicas.

Diseñamos una infraestructura a tu medida tanto en la nube como en arquitectura física, de forma que podrás elegir la mejor opción en función de el coste, la escalabilidad y el control de la infraestructura que necesites.

En cuanto a los servicios de Cloud Computing, en Aitana disponemos de soluciones tanto de nube tanto pública (dedicada y compartida), como privada (auto-hospedada y hospedada por un socio) o híbrida.

Si necesitas ayuda para diseñar la infraestructura informática de tu negocio, en Aitana contamos con profesionales cualificados y partners líderes en el mercado para montar una arquitectura acorde a las características de tu compañía.

Los 3 tipos de Nube

•  Nube pública


La nube pública es un conjunto de servicios informáticos que se entregan por Internet. La ofrece un proveedor, quien generalmente usa un modelo de pago por uso. En la informática en nube pública solo se paga por los recursos que se consumen, con una implementación de servicios casi inmediata y una gran escalabilidad.

• Nube privada


La nube privada es un conjunto de recursos informáticos que se entregan como un conjunto estandarizado de servicios especificados, diseñados y controlados por una empresa determinada. La ruta a una nube privada, a menudo, se ve impulsada por la necesidad de mantener el control del entorno de entrega, por madurez de la aplicación, requisitos de rendimiento y motivos de diferenciación normativa o de negocio.

• Nube Híbrida


La nube híbrida nos permite tener en nuestro propio centro de datos cierta información que generalmente suele ser de gran importancia.Una de las principales ventajas de la nube híbrida es la disposición de las copias de seguridad que permiten continuar los procesos de negocio de forma normal sin tener que paralizar acciones. La nube híbrida se constituye como un paso intermedio de menos riesgo que se usa para alojar información antes de ser trasladada a la nube privada o antes de que ciertos proyectos se terminen de consolidar y es necesaria para garantizar la seguridad del negocio.

¿Tienes alguna consulta?
Contactamos contigo gratis.